Ejercicios para lucirse en la cama

Tanto para hombres como mujeres, la espalda es uno de los mayores disparadores sexuales. Por eso vamos a aprender algunos ejercicios para fortalecer los distintos grupos de músculos que la componen.

Este ejercicio se concentra en los músculos laterales, en la mitad y costados  inferiores.

Usar un banco acolchado y una mancuerna liviana (3-5 kilos). Colocar la mancuerna en el piso, delante del costado izquierdo del banco. Parada entre la mancuerna y el banco. Mover la pierna izquierda, dando un paso hacia atrás, alejándose del banco. Girar la pierna izquierda sobre la parte superior, sin despegar del suelo. Inclinarse hacia delante con la cintura, manteniendo la espalda y la pierna izquierda relajadas y rectas. Apoyar la mano izquierda en el banco frente a ti. Manteniendo el brazo erguido, apoyar toda la palma. Mantener la espalda en línea paralela al piso, con el brazo izquierdo colgando a un costado perpendicular al piso. Flexionar la rodilla izquierda para bajar el torso y alcanzar la mancuerna.

Tomarla con la mano derecha, que la palma se muestre hacia el torso. Rotar el hombro derecho (el antebrazo debe moverse en sentido contrario a las agujas del reloj) y flexionar el codo. Subir la mancuerna hasta que toque el costado exterior del pecho. Sostener durante 3 segundos. Contraer el músculo lateral de la espalda. Bajar la mancuerna lentamente y repetir 8 veces por serie. Invertir la posición y repetir del otro lado. Realizar tres series de cada lado.

Si tienes problemas en la espalda, consulta previamente al traumatólogo.

Para ganar fuerza más rápidamente, levanta las mancuernas más despacio, para que los músculos trabajen más sobre la fuerza que sobre la velocidad del movimiento.

Para mujeres:

* El músculo pubo-coccígeo es un triple grupo muscular que a partir de la columna, envuelve la vagina y el ano. Son los encargados de detener el flujo de la orina. Según los estudios hay una relación directa entre su fuerza y el orgasmo. Cuanto más desarrollados, mejor el clímax. Para ejercitarlos, contrae los músculos como si trataras de retener la orina. Mantenerlos firmes, contar hasta tres y relajar. Hacer 10 repeticiones, dos veces al día.

* Acostarse con las rodillas flexionadas y los hombros apoyados sobre el suelo. Levantar la pelvis, levantando solo los glúteos y bajarla al ritmo de la respiración. Hacer 20 repeticiones.

* Apretando los músculos de la espalda y los glúteos, se puede mejorar la posición para que la pelvis alcance mayor placer.

Puedes enviar un comentario, o trackback.

Enviar un comentario

Powered by Mujeres Actuales