Detalles para tener en cuenta

El tipo y textura de cabellos esta determinado por la genética, pero son las influencias externas las que determinan su aspecto.

La apariencia del cabello va a ir variando de acuerdo a distintos factores, el grado de stress, si tomamos medicación, la alimentación, la edad, los niveles hormonales e incluso, el estado de ánimo. El pelo indica nuestra salud general.

Uno de los errores más comunes que solemos cometer, es usar productos que no son adecuados a nuestro tipo de cabello. Para saber si es fino, medio o grueso, arranque un cabello e intente romperlo. Si es fino, se romperá fácilmente, si requiere cierto esfuerzo es medio y si es difícil de romper, es grueso. Escoja el producto adecuado según su tipo y recuerde que los cuidados van a ir cambiando según la estación del año.

En invierno, es necesario usar champús y acondicionadores hidratantes, para reparar los efectos de la calefacción, el viento y las temperaturas frías. En verano, si está expuesta a condiciones muy húmedas, elija un champú suave y un acondicionador que no necesite aclarado; de esta manera podrá combatir un posible encrespado.

Puedes enviar un comentario, o trackback.

Enviar un comentario

Powered by Mujeres Actuales